img-20161103-wa0000

Silvia, lleva trabajando en Corberó 3 años y su principal responsabilidad es la Atención Post Venta. Lo que más llama la atención de Silvia es que es una Andaluza espectacular que irradia simpatía y crea muy buen ambiente a su alrededor. Tiene dos grandes pasiones el baile y los animales, seguro que tiene algunas más pero no nos lo ha contado

 

foto-silvia-corral

Una anécdota confesable

Al preguntarle que nos contara alguna anécdota que le haya sucedido en su día a día en la atención al cliente, nos ha contado unas cuantas…. daría para mucho pero nos quedamos con una.

Nos cuenta que un día recibió una llamada muy entrañable de un señor explicándole que tenía un frigorífico de 37 años en funcionamiento de la marca Corberó y que se reformaba la cocina y sentía lástima de que fuera a parar a la chatarra y decidió donarlo por si teníamos un museo de electrodomésticos antiguos, este señor le confirmo que se volvía a comprar un frigorífico Corberó sin duda.

 

Un consejo y una cualidad

Le pedimos que nos de algún consejo para evitar reparaciones. Y nos insiste en que se evitarían muchas reparaciones si la instalación se efectúa por un servicio técnico oficial. Un porcentaje elevado de incidencias aparecen por no realizar la instalación correctamente.

¿Para este puesto hay alguna cualidad o habilidad especialmente importante?

Saber escuchar al cliente y empatizar con ellos.

 

¿Cómo sería un día normal trabajando en este puesto?

Atiendo las incidencias que se puedan producir coordinando con el SAT para dar una respuesta lo más rápida posible ya que si me pongo en el lugar del cliente entiendo que los Electrodomésticos suelen ser de primera necesidad, como quedarte sin frigorífico o que falle un termo una lavadora, etc . Por lo que siempre intento que una incidencia se resuelva de inmediato para no dejar al cliente desatendido.

 

Una experiencia

Cuéntanos alguna situación o experiencia que te haga sentir feliz con este trabajo.

Cuando siento el agradecimiento de la gente cuando se le soluciona la incidencia, en innumerables ocasiones me han llamado para agradecerme el servicio y la atención, os contare una anécdota que me sucedió.

Me llamó un cliente tratándome de una manera extremadamente mal educada, yo le escuché y realicé las gestiones para que le resolvieran el problema. Al cabo de unos días recibí una llamada preguntándome si no le reconocía, yo le conteste que no. Y me dijo quién era, y él volvió a insistirme si realmente no le había reconocido, le respondí.. Era difícil reconocerle porque en esta ocasión me ha tratado muy amablemente. El señor me llamaba para pedirme disculpas por su comportamiento y para agradecerme que le había solucionado su problema… estas son las cosas que me gratifican en el día a día.

 

foto-silvia-corral-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *