blog-congelador

Los frigoríficos y congeladores consumen energía constantemente. Para ahorrar de verdad tenemos que empezar por el principio, cuando compramos la nevera o el congelador. Todo el dinero que inviertas en un congelador eficiente lo vas a recuperar después en la factura de la luz.

Pero una vez ya tenemos el congelador en casa hay que usarlo con tino. Hay tres cosas básicas que hay que tener claras:

1. Cubre bien los alimentos y/o mételos en recipientes herméticos. No sirve de nada ahorrar electricidad si luego vas y tienes que tirar alimentos estropeados.

2. No congeles cosas que no se pueden congelar. Hay productos que no se pueden congelar sin cocinar, por ejemplo la fruta, y alimentos que mejor no congelar ni cocinados, por ejemplo, las patatas. Es que pierden mucho y al final vas a ver como los tiras igual.

3. Cuanto más lleno tengas el congelador, mejor. El congelador gasta mucha energía para llegar a una temperatura adecuada y menos cuando solo la tiene que mantener. Cada vez que abres el congelador la temperatura aumenta y los alimentos congelados del interior ayudaran a llegar a la temperatura correcta antes.

Otro día hablamos de como descongelar adecuadamente porque de nada sirve congelar si luego descongelas de cualquier manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *