consumo electrico
Los electrodomésticos, especialmente los grandes como la nevera o el lavavajillas, suponen un gran gasto para el bolsillo de un hogar. La cantidad de energía que consumen es muy significativa y son productos de los que muchos hogares no pueden prescindir. Además, tener un lavavajillas supone más ahorro que lavar los platos a mano, así que las alternativas no son siempre una opción mejor.

El consumo energético de los electrodomésticos

Cuando una persona se compra una casa o se muda en alquiler lo primero que tiene que hacer es un cambio de titular de luz. Si la casa, por ejemplo, tiene una tarifa eléctrica con Iberdrola el cambio de titular tendrá que realizarse con Iberdrola. De la misma forma habrá que hacer un cambio de titular de la tarifa de agua y un cambio de titular de la tarifa de gas natural. Estos cambios se hacen para que el nuevo habitante del hogar pueda escoger la tarifa que más le convenga y adaptarla a su consumo de potencia.

Los electrodomésticos que este propietario o inquilino tenga respecto al anterior pueden cambiar completamente su consumo energético teniendo en cuenta que los electrodomésticos necesitan una potencia energética elevada y los más grandes se mantienen perpetuamente conectados a la red eléctrica se estén usando o no.

A continuación se indican una serie de consejos para evitar un exceso de gasto energético según cada uno de los electrodomésticos:

  • Nevera: es importante que la temperatura de la nevera no sea excesivamente fría, pues es malo para el consumo pero también para los alimentos. Además no conviene dejar la puerta de la nevera abierta más tiempo del necesario y las neveras de doble puerta consumen el doble que las que solo tienen una puerta.
  • Horno: no conviene abrir la puerta del horno mientras se cocina, pues es un gasto de energía innecesario. Por otra parte, adquirir un horno nuevo de bajo consumo puede suponer un ahorro a largo plazo.
  • Lavavajillas: Poner menos lavavajillas más llenos y usar el programa eco puede ser una buena opción para ahorrar.
  • Lavadora: Con la lavadora pasa lo mismo que con el lavavajillas. Menos lavadoras más llenas supone un ahorro.
  • Pequeños electrodomésticos: Los pequeños electrodomésticos deben desconectarse de la red eléctrica siempre que no estén en uso.

Es importante recordar que a la hora de dar de alta la luz, ya sea con Iberdrola en Lugo o con cualquier otra distribuidora, antes de llamar por teléfono o visitar las oficinas para dar el alta la luz se tiene que saber la potencia contratada que necesita el hogar y para eso hay que conocer qué electrodomésticos hay y cuál es su consumo.

Cambiar los electrodomésticos ¿un gasto necesario?

En este artículo se indican los ocho electrodomésticos que más energía consumen en el hogar. Los electrodomésticos, especialmente los grandes, son caros de adquirir y el comprador querrá aprovecharlos hasta el fin de la vida de estos pero, ¿merece la pena hacer un cambio? Los electrodomésticos pueden durar más de una década y los antiguos consumen significativamente más energía que los nuevos.

Si se ha usado una lavadora durante diez años, la primera inversión ya está pagada, y merece realmente la pena cambiarla por su equivalente más moderno y de bajo consumo, está claro que este cambio va a suponer un gasto para el cliente, pero a largo plazo verá el ahorro en su factura y acabará mereciendo la pena con creces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *